© 2017 Victor Almandoz

Pinellas Park, Florida, USA

Contáctame

 

LA CLAVE DE AQUEL MILAGRO

La vida de un chamán desde la Edad Media hasta el presente y su camino hacia los mundos superiores. El misticismo templario y masónico se complementa con las tradiciones de los Incas, Aztecas y Mayas en su lucha contra las fuerzas dominantes en busca de la verdad y la razón de nuestra existencia. Una historia de reencarnaciones y amor.

CApítulo 1.

Francia, 1307

Las sombras de viejas construcciones se vislumbran entre los árboles de ese frondoso jardín, es el magnificente castillo del conde Gerard de Villiers. El otoño se deshoja sobre Europa y los bosques son de una hermosura sin igual, los rojos, amarillos y verdes producen un concierto de colores, es Versalles, ese sublime lugar en las afueras de París. El cielo del crepúsculo es de un rojo profundo, y el Sol rozando la foresta crea una atmósfera de misterio y conjura. Quién pudiera creer que bajo esa aparente calma se está fraguando una de las más viles traiciones de todos los tiempos; a Europa y en especial a Francia le queda sólo unos momentos de tranquilidad.

 

Los atardeceres, perenne preludio a la oscuridad, siempre han producido en los humanos un extraño efecto, ¿es quizá algo oculto en sus genes impredecibles?, ¿será acaso algún tipo de basura molecular? Lo cierto es que la humanidad posee en su subconsciente desde épocas remotas, las más disímiles emociones y presentimientos con el llegar de la noche, que van del esperado descanso a la ansiedad por la llegada de la hora de amor, del momento propicio para el engaño, de la hora de las reuniones secretas de las fraternidades, hasta la inevitable influencia Lunar culpable de las recaídas de las enfermedades y hasta de la muerte. Es cuando las premoniciones alcanzan su apogeo y cuando se renuevan las esperanzas, sueños y promesas.

 

Poco a poco la oscuridad va cayendo y un manto oscuro se extiende sobre esa tierra mientras que la Luna empieza a elevarse para iniciar su elíptico recorrido. Hubiera bastado ver este fenómeno desde las alturas para deducir que fuerzas cósmicas se estaban dando cita en aquel hermoso rincón de Francia, en ese atardecer de 1307.

Jacques de Molay,

Gran Maestre de la Orden del Temple

iNdice e inTRODUCCIÓN

Índice

La Clave de Aquel Milagro 

Magic Masterminds, notas sobre la edición y licencias 

Víctor A. Almandoz

 

Introducción

Capítulo 1. Francia, 1307 

Capítulo 2. Perú, 1973 

Capítulo 3. La Traición, 1307 

Capítulo 4. La Laguna Negra, 1973 

Capítulo 5. El Gran Maestre, 1307 

Capítulo 6. El Bautizo, 1973 

Capítulo 7. La Huída, 1307 

Capítulo 8. Zingando, 1973 

Capítulo 9. La Rochelle, 1307 

Capítulo 10. El Cactus San Pedro, 1973 

Capítulo 11. El Juramento de la Orden, 1307 

Capítulo 12. La Ceremonia Chamánica, 1973 

Capítulo 13. Ceremonia del Tetragramatón, 1307 

Capítulo 14. Los años de creación, 1975-1985 

Capítulo 15. La vida se sostiene por la muerte, 1307 

Capítulo 16. Peregrinación a la Sierra Gorda, 1988 

Capítulo 17. Comiendo el “Derrumbe” 

Capítulo 18. Viaje al Inframundo 

Capítulo 19. El Milagro de los Dioses 

Capítulo 20. El inicio del fin, México D.F. 1993 

Capítulo 21. Sin escape 

Capítulo 22. El Libro 

Capítulo 23. Las Montañas Catskill, Nueva York 

Capítulo 24. Investigando al pasado 

Capítulo 25. El Plan 

Capítulo 26. Preludio Mágico 

Capítulo 27. ¿El Eslabón Perdido? 

Capítulo 28. Danzando con los dioses 

Capítulo 29. Hacia lo desconocido 

Capítulo 30. Sincronía de almas 

Capítulo 31. Matrimonio Alquímico 

Capítulo 32. Los hijos de la viuda 

Capítulo 33. Cita con la muerte - Quito, Ecuador 

Capítulo 34. Reptilianos 

Capítulo 35. La Tierra es Hueca 

Capítulo 36. La Unión del Cóndor y el Águila 

Capítulo 37. “Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos” 

Capítulo 38. Machu Picchu 

Capítulo 39. El Huayna Picchu 

Capítulo 40. Los Quipus Azules 

Capítulo 41. En la Matriz 

Capítulo 42. La Isla del Sol 

Capítulo 43. Nuestros orígenes 

Capítulo 44. Siglo XXI ¿el fin? 

Capítulo 45. El Milagro 

Capítulo 46. La Unión 

Capítulo 47. Oaxaca 

Capítulo 48. Vaticano 

Capítulo 49. Metempsícosis 

Capítulo 50. De la Vida y de la Muerte 

     

     En toda obra, sea histórica, realista, ciencia ficción o realidad fantástica, siempre existe la vivencia, lo personal, el bagaje cultural que llevamos dentro y sobre todo el resultado de nuestra vida y su evolución espiritual. Este libro está basado en hechos reales; tanto de los que vivieron en la antigüedad como lo que nos tocó; lo fantástico lo acompaña, porque eso hace, que lo real no sobrepase demasiado a la ficción.

 

     Es importante mencionar que todas las ceremonias son reales y casi todas las experiencias fueron vividas en carne propia por el autor. Los ritos fueron descritos recortados  ya que hay que proteger ciertos juramentos que hacen los iniciados. Las ceremonias en idiomas diferentes al español han sido rescatadas pero simplificadas para mantener parcialmente su magia.

     Algunas ceremonias y ritos descritos están disponibles en libros antiguos que yacen en bibliotecas y librerías. Este escrito quiso mostrar que no hay una sola religión ni tampoco un solo poseedor de la verdad. Cada cultura ha honrado a sus antepasados y transmitido los secretos de su pasado de boca a oído, esto ocurrió como una defensa, porque los conquistadores y vencedores de guerras trataron no sólo de borrar de la faz de la tierra a los ejércitos vencidos sino también todo rastro de sus culturas.

     El Antiguo Testamento está lleno de llamados a la destrucción por parte del dios de los Israelitas. En la Biblia de "King James" Version en español, Antiguo Testamento, Números 3 11-13, se lee lo siguiente:

11Y habló Jehová á Moisés, diciendo: 12Y he aquí yo he tomado los Levitas de entre los hijos de Israel en lugar de todos los primogénitos que abren la matriz entre los hijos de Israel; serán pues míos los Levitas: 13Porque mío es todo primogénito; desde el día que yo maté todos los primogénitos en la tierra de Egipto, yo santifiqué á mí todos los primogénitos en Israel, así de hombres como de animales: míos serán: Yo Jehová.

En Números 8 16-17 dice:

16Porque enteramente me son á mí dados los Levitas de entre los hijos de Israel, en lugar de todo aquel que abre matriz; helos tomado para mí en lugar de los primogénitos de todos los hijos de Israel. 17Porque mío es todo primogénito en los hijos de Israel, así de hombres como de animales; desde el día que yo herí todo primogénito en la tierra de Egipto, los santifiqué para mí.

     Cada pueblo ha sabido esconder sus inicios, sus errores, sus viejas tradiciones y sus tesoros materiales y espirituales de los invasores; igual como ocurrió siglos después con los Aztecas e Incas. Por ello cuando hablemos de Dios, no estaremos hablando del dios de los hombres. Nos referiremos más a ese Dios que se ha hecho reconocer a través de nuestra vida, un Dios muy semejante al Dios que se promueve en el Nuevo Testamento, que es totalmente distinto al “dios” vengativo del Antiguo Testamento.

     Muchos de los llamados de auxilio escritos por los antiguos son hechos a sus propios dioses, o al verdadero e inconmensurable Dios creador de los Universos, que no da prerrogativas a nadie en especial. Estas oraciones de ayuda pueden tener origen Egipcio, Maya, Azteca, Céltico, Judío o de los aborígenes de los Andes; también los hay de los practicados en la antigüedad como son los Grimorios, Pantaclos, Tratados de Alta Magia y liturgias masónicas. 

     He revisado libros de investigación sobre los Templarios, la historia del medioevo, de la iglesia católica, de la historia de la humanidad y los últimos avances sobre teorías cuánticas. Leído libros de canalización, de investigación histórica y de arqueología y muchas de mis propias experiencias llenan las páginas de este libro.

     Muchas veces encontrar diferencias entre lo real y lo ficticio es imposible en este drama de varias vidas buscando una explicación de nuestra existencia, de Dios y de la muerte; es imposible no sólo por el misterio de la vida, sino por el caos aparente y real ocasionado por los que quieren evitar el despertar humano a toda costa.

     Las obras podrán ser amadas, respetadas o criticadas de manera constructiva o negativa, pero no hay que olvidar que éstas son solo una expansión de la “realidad” del autor; una extensión de su vida actual y una consecuencia de esas otras vidas que han ocurrido o siguen ocurriendo simultáneamente, y también es resultado de cada una de sus experiencias en las dimensiones a las que pude acceder en diferentes estados de conciencia; en síntesis, escribir es una especial conexión con el Universo-Dios y con los tiempos y espacios que se hayan abierto a través de su existencia actual. 

     Lo manifestado en el párrafo anterior es difícil de entender ya que nos obliga a comprender qué es el tiempo o a tratar de entender los últimos avances en la física cuántica, a la cual apenas estamos adentrándonos. 

     Este libro al ser tan personal, tendrá un diferente impacto en cada una de las personas que lean esta obra, desde despertar amor hasta el rechazo total, ya que las sincronías de la vida no se restringen a las personas con las cuales nos relacionamos diariamente, sino que va más allá, como un juego de billar, donde un evento afecta otro evento por nosotros desconocido. Sólo nos queda aprender que este juego cósmico le ocurre a todo el mundo, quiéranlo o no. Es de cada uno decidir.

     Soy un apasionado de la poesía de T.S. Eliot, Walter Whitman, Jaime Sabines, Jorge Luis Borges, Mario Benedetti, Pablo Neruda y César Vallejo no sólo por la majestuosa belleza de sus poemas, sino porque sus mensajes tocan y desnudan las más intrínsecas fibras del ser humano, las exponen a la lluvia y al frío intenso de la noche y luego las dejan reposar junto a las piedras del riachuelo llamado vida para que la fuerza del Sol regenere en cada uno la esencia de su ser. Esos poemas "juegan" con nuestra existencia y nos elevan a las más altas cumbres del éxtasis, nuestros éxtasis al fin. Pero más importante, abren nuestro corazón a la percepción de otras realidades, empezando por las de nuestra familia, amigos, vecinos y a la final comprensión de lo que esta humanidad es en realidad.

     ¿Por qué razón estamos en este mundo? Si logramos entenderlo, entonces nos ofreceremos totalmente a esta experiencia llamada vida, a la pasión de existir, los dolores serán mejor comprendidos y nuestros escasos años en este pequeño planeta serán aceptados más fácilmente y, aunque efímeramente, nos entregaremos e integraremos mejor a la maravilla del universo. Qué pobre sería nuestra existencia si sólo se limitara a la sobrevivencia, o a preparar el camino a nuestra descendencia, a nuestra vejez, y a morir. Eso sería caminar el mismo camino que ya hemos recorrido tantas veces, lo cual ya no tendría sentido alguno.

     En la naturaleza y en su manifestación más hermosa, que es el arte, se encuentra ese Dios que tanto buscamos y cuya expresión es la vida. Y al encontrarlo encontraremos su amor; ese amor que es vida, y existir es pasión, el arte es la expresión de la vida. “Espero que puedan comprender, como corresponde a todo el pueblo de Dios, cuán ancho, cuán largo, cuán alto y cuán profundo es su amor.” mientras experimentamos la vida.

     Pero la vida es muy difícil de comprender, y a veces filosofar no ayuda mucho. He leído mil libros y aún no conozco la naturaleza humana, he recorrido mil caminos y aun no desentraño la creación. No entiendo las curvaturas del tiempo cósmico, ni las dimensiones que nos rodean, pero sé que existen fuera del sentido lineal porque las he experimentado más de una vez, pero sin poder explicarlas. Es sólo en esos momentos cuando he experimentado simultáneamente más de una realidad, cuando podría decir que he podido vislumbrar los eones transcurridos en mi mente en esos pequeños lapsos de tiempo de mi existencia. Sé que existo, pero no sé realmente en dónde más, con quién o quienes, ni tampoco sé de dónde vengo, quién soy o somos, ni hasta dónde llegaré. 

     A mí alrededor y día tras día, año tras año, veo a los mismos humanos cometer los mismos errores y me veo a mi mismo caer en mis propias debilidades repetidamente. Comprendo nuestra incapacidad de acceso a la memoria humana, pero al mismo tiempo me asombro ante la realidad y de cómo las tradiciones y costumbres de nuestros pueblos aún conservan rastros de esa antigüedad. Y de cómo las viejas instituciones de hombres libres aún puedan transmitir la historia oculta y prohibida de boca a oído, a unos pocos escogidos. ¿Es esto justo?

     ¿El resto de la gente? ¿La mayoría? Vive dormida… ignorando, ignorante, y cuánto oprobio, iniquidad, injusticia los rodea; cuanto silencio, cuanta mentira, cuanta muerte innecesaria.

 

     Este relato es un recuento de una historia real con rasgos ficticios, o una historia ficticia adaptada a una ocurrencia real, pero es una historia al fin, una que se repite una y otra vez. Trata sobre todo de la inmensa capacidad que tenemos para olvidarla, por eso se debe contar una y otra vez, y ahora, una vez más. Es por ello que osé escribirlo desde mi propia y sesgada perspectiva las memorias de las que fui observador y participante. Contaré las experiencias de mi lejano pasado, de mi reciente pasado y colectivo, de mi presente y de un posible o probable futuro. Quizá seré contador de cosas que ocurren simultáneamente en muchos tiempos y lugares. ¿Quién lo sabe?

     Muchos se preguntarán cómo es posible ser testigo de hechos pasados, presentes y futuros, la respuesta está en que vivimos múltiples realidades en diferentes tiempos, simultáneamente, creando causas y sufriendo efectos, modificando pasados y futuros, concurrentemente, sólo que no nos percatamos de ello. Eso es explicado por los últimos descubrimientos de la física cuántica. También le podemos llamar conciencia expandida, deja-vú, sincronicidad u otras tantas definiciones que sabios, filósofos, científicos y hasta cineastas han tratado de explicar.

 

     Pero qué divorciados estaremos de esas explicaciones cuando algo extraordinario nos ocurra, cuando esos fenómenos nos afecten y cuando esos momentos dejan de ser fugaces y los podamos sentir, beber, y captar con mucho más que nuestros cinco sentidos. Será una maravilla a la que todos estamos destinados a experimentar… todos. Estemos pues alertas y preparados.

     Vivir en el siglo XIV debió haber sido una de las grandes experiencias que hombre alguno pueda haber experimentado, debió de ser frustrante, doloroso, en muchos casos decadente, en otros, apasionante. Pero será apenas una percepción distante captada en el Akásico. ¿Cómo saberlo si al revisar la tan tergiversada historia sólo leemos mentiras? ¿Qué se necesita para realmente saber lo que ocurrió? Como introducirse en las mentes ya ausentes de los que vivieron esas odiseas. Los que creemos en un Dios muchas veces nos atrevemos a preguntar ¿cómo pudo ese Dios permitir tanta ignominia y dolor a través de los tiempos y no hacer nada? Quizá el problema radica en que ese tipo de Dios no existe, es diferente, y el que creemos es Dios, no lo es. 

     Entonces sólo nos queda encontrar nuestras propias respuestas, entender quiénes somos y tratar de vislumbrar quién o qué es Dios. Para ello debemos irrumpir y cruzar las fronteras y el velo de nuestra opaca conciencia y encontrar explicaciones lejos del dogma o la tan socorrida fe, debemos ir donde otros no van y mirar donde otros no se atreven; quizá debemos cuestionar y ser críticos donde otros sólo agachan la cabeza o doblan las rodillas.

     Esa intención la tuve siempre y esa práctica de Osar, Querer y Poder me ha acercado a veces a ese Dios esquivo cuando más lo he necesitado, y entonces los emisarios o los guardianes se han dejado sentir y me han apoyado en esos momentos de debilidad, dolor, enojo, impotencia y rebeldía. Esos mensajeros son la manifestación del Creador, ellos son como nosotros la expresión del Todopoderoso y sólo se puede llegar a ellos yendo a su encuentro, a medio camino. Entonces las leyes y normas humanas no existen, la luz nos rodea y nos pone en contacto con Él, con el amor, la vida, la muerte; donde nuestra familia, amigos y seres amados adquieren otra dimensión, donde nos hacemos más grandes. 

 

     Nuestros héroes Pierre, Tomás y Xochitl vivieron tiempos difíciles, siempre buscando e intentando, pero su origen tan envuelto en lo social, en la academia, o en la lucha diaria, les quitó esa otra percepción de aparente felicidad, sólo fueron guerreros. Al morir, sus vidas trascendieron a otros tiempos, y esa nueva oportunidad les dio la posibilidad de comprender el total de sus existencias y posibilidades. Renacer conscientes. Entonces, ¿me comprenden de lo que hablo? Esta historia que les voy a contar abrirá células y portales de conciencia en el que lo lea y les ayudará a percibir.

     Pero después de mil libros leídos y veinticinco mil días y noches vividos aún no puedo comprender la naturaleza humana, porque la humanidad es un ser que ha sido manipulado genéticamente y al tener tantas mezclas también ha evolucionado mientras aprendía, y mientras aprendía evolucionaba. Entonces para comprender cómo vivir y salir del círculo al cual nos han programado, debemos estar despiertos y vivos. Habría que vivir más profundamente, a pesar de la dualidad, esa eterna lucha entre las energías positivas y negativas; entre la mayoría de los seres humanos y aquellos pocos que ejercen el poder, poseen la riqueza, ejercen su dominio y nos explotan a placer. Fue ante esas fuerzas negativas que nuestros héroes se irguieron de diferentes maneras y, muy a su manera, vencieron. Si yo no creyera eso, este libro al amor y a la esperanza, no se hubiera escrito.

     El arte de esta historia es de aquellos Templarios que dejaron huellas más profundas que sus juramentos, batallas ganadas, usura o leyendas, son aquellos que anduvieron una senda diferente. Aún hay mucho por estudiar, pero tarde o temprano los secretos se develan, y nuestra esperanza de vivir se vuelve realidad. De los escombros, de los terremotos, del mar y del hielo perpetuo de los polos renacerá nuestro pasado.

   

     No sólo la vida se sostiene por la muerte como dicen algunos, sino que nuestra conciencia e individualidad pueden continuar indefinidamente, es más, podemos integrar todas nuestras vidas vividas y percatarnos de cada una en cada tiempo- espacio donde existieron: no debo decir existieron, debo decir, existen. Pero escuchen estas letras en su mente: hay una clave para no retornar, y ella es no buscar el lugar común que todos los escritos dicen, que hay que seguir. Ese túnel tiene una luz que atrae, pero no es un túnel, es sólo oscuridad… miren hacia arriba.

     Este es un libro de esperanza, de búsquedas, de luchas, de misterios, y de entender que la vida, después de todo, es sólo un sueño y que cuando despertemos entenderemos, la razón de existir. 

     No tratemos de entender todo de una vez, lo que lean en estas páginas y no lo comprendan, tomen nota de los nombres o términos que no entiendan, investiguen, sigan adelante, y como cuando se aprende idiomas, empezarán a soñar en esas lenguas. En este caso, empezarán a soñar con su vida universal y ésta vendrá a su experiencia diaria. Recuerden, soy un escritor en ciernes con una vida llena de experiencias, soy un contador de esa realidad ficticia que vivimos o de ese sueño llamado realidad. Es por eso que yo llamo a esta historia una realidad fantástica. 

     Nosotros, la raza roja, debemos dar gracias por habernos nutrido de nuestros antepasados Incas y Aztecas, sin mencionar las centenas de etnias que realmente las conforman, nuestros pueblos asimilados o subyugados nos dejaron sus leyendas, usos y costumbres. La historia de estos pueblos se ha venido descubriendo por siglos desde que estos empezaron a dejar ver sus monumentos de piedra burilados. Muchas inscripciones y jeroglíficos han sobrevivido y nos proporcionan la capacidad de reconstruir una cronología casi exacta de estas civilizaciones. No nos permiten entender necesariamente las verdaderas razones de su comportamiento, pero el tiempo y los nuevos descubrimientos nos proporcionarán el objetivo de su razón de ser. Todo tiene un motivo, nada es al azar. Todo momento es el indicado.

     Historias, fábulas, leyendas, cuentos de guerras, hambrunas, pestes, de cuerpos sacrificados, de almas en sufrimiento, de espíritus derrotados. Esos mensajes y su significado serán algún día transparente a nuestros sentidos y a nuestro entendimiento, ese día será el más grande de nuestra existencia y la razón más importante de poder dar honor y gloria a quien corresponda; uso la palabra “transparente” por no encontrar una mejor que indique “saberlo todo desde su inicio hasta el fin, sin tiempos, lugares, sin palabras o escritos”, sencillamente sabremos, todo estará claro a nuestros sentidos, sin necesidad de explicaciones. 

     Pero mientras tanto, sólo nos queda combatir la ignorancia, la hipocresía, la apatía y la ambición, y seguir andando por los senderos de esta existencia en este planeta llamado Tierra, con la cabeza alta y el corazón ardiente.

Víctor A. Almandoz.

BIOGRAFÍA VÍCTOR ALMANDOZ

Víctor nació en Lima, Perú. Estudió con los Hermanos de La Salle por diez años; para luego ingresar a estudiar en la Universidad Agraria del Perú. A principios de 1979 se muda a Nueva York y obtiene un BA en Artes y MIS en NYU. Más tarde sigue estudios de postgrado en Re-Ingeniería de Negocios en USA y Europa.

A inicios de 1982 inicia su vida profesional en USA, es contratado por una empresa de tecnología en Los Angeles en donde vive hasta 1985 cuando lo nombran como director de la operación en México, donde echa raíces.

Sus previas experiencias con los chamanes Peruanos y Mexicanos en los Andes Peruanos y la Sierra Gorda Mexicana siempre estuvieron presentes en su memoria. En Octubre de 1986 es iniciado en la Masonería y 18 años más tarde obtiene el  más alto grado de la misma, el Grado 33 de Gran Inspector de la Orden de, Rito Escocés.

Durante los ochenta se Diploma en Flores de Bach; en los noventa es iniciado en Reiki y finalmente en el 2008 comienza sus estudios y prácticas en Constelaciones Familiares. Víctor planea abrir un Centro de Constelaciones Familiares en Florida a fines del 2017.

Su vena artística persiste, y deseoso de compartir todas las experiencias de su vida, por diez años escribe "La Clave de aquel Milagro", su primera novela. 

 
OTROS ESCRITOS

hacer click sobre imagen para seguir leyendo

El hoyo en el árbol

Cuento Corto por Víctor Almandoz

Esta es la historia de un gnomo que por distraído casi no llega a su boda.

Los últimos días de la Orden del Temple - Un diálogo de dos guerreros

Ensayo por Víctor Almandoz

La verdad detrás de las Cruzadas

¿Fue Stonehenge, un templo Masónico?

Ensayo por Víctor Almandoz

Diferentes apreciaciones de Stonehenge.

Please reload